Franjas con franjas. Manchas con manchas

El día de hoy no solo me ha dolido el omoplato sino todo mi cuerpo. Mis sospechas eran ciertas, todo lo que asumía era verdad, pero yo seguía engañándome a mí mismo, hasta que fue demasiado tarde y la herida terminó siendo mayor que la que esperaba. El día de hoy he tenido la mala oportunidad de saber lo que se siente ser traicionado, por la gente que uno cree su amigo, que deposita toda su confianza en ellos, y que al final del día serán los primeros en traicionar dicha confianza a uno mismo. Si bien dicen que siempre hay una primera vez, comienzo a creer en la veracidad de esa frase.

Podría quedarme sentado aquí contándoles sobre como la conocí y casi durante 2 años intenté tener una relación formal, pero siempre resultando fallida, después de 2 novios y uno próximo he decidido tirar la toalla. Pero el punto de este post no es solo contarles sobre esto sino también hacer una pequeña reflexión de lo que más dolores de omóplato me sigue dando: la sociedad, o también como mis verdaderos amigos le decimos: la suciedad.

Para no hacer lo primero más largo y patético de lo que ya es. Solo se trata de una triste y común historia de un pobre diablo que no consiguió ligarse a la mujer que le gustaba, y a eso hay que sumarle que la única persona que le caía bien en toda la escuela fue directamente a quitársela, pero no culpo a nadie, puesto que no se trata de guardar rencor. Pero viéndolo desde otro punto de vista y aquí comienzo con el título de este post.

“Franjas con Franjas y Manchas con Manchas” – Es un diálogo tonto en la película de George de la Selva (no la promociono, pero si quieren reírse un rato véanla) y al principio mi mente ingenua pensó que cualquiera que se haya fumado esa frase le vendieron el pasto muy barato, pero ahora me doy cuenta de la verdad de esa frase. Actualmente estudio en una escuela donde puedo afirmar que soy el único de la especie, metalero, geek, otaku, y demás. La verdad es que no me arrepiento de haber estudiado allí, puesto que he aprendido muchas cosas, no solo sobre la carrera, sino también sobre lo triste que está la sociedad en estos momentos.

Primeramente se nota la represión y discriminación a gente como yo, que solo por vestirse todo de negro, escuchas música “satánica” y llevar pulseras es objeto de desquicio por parte de la comunidad, afortunadamente al menos la gente de mi carrera se ha podido adaptar a quien soy yo en verdad, y de la misma forma yo me he moldeado para ajustarme a ellos. Sin embargo todo lo que está fuera de mi carrera; aunque no lo demuestren, se nota por todas partes. Como si caminando por los pasillos todo mundo se me quedara viendo y hablará tonterías de mí a mis espaldas. La verdad es que no los culpo, no han aprendido a convivir con gente cuya forma de pensar es diferente a la de ellos, y a muchos de ellos se les nota a kilómetros de distancia la distancia que prefieren guardar. Al final del día ellos serán los que tendrán problemas con la tolerancia y paciencia, puesto que yo estoy acostumbrado a estar con gente diferente a mí.

Sin embargo después de toda esta experiencia me he dado cuenta que hay un límite para todo, y hoy lo aprendí a la mala, por desgracia aunque me haya adaptado al ritmo de vida en dicha escuela, no aprendí a que no debo de confiar en las personas que de principio no confían en mí, y menos cuando sus mentiras son creíbles y mi mente, por la misma razón, sigue siendo algo ingenua. Hoy he entendido finalmente que simplemente no pertenezco en su totalidad, y que la gente a mi alrededor, que por un instante consideré buenas personas, ahora son los primeros en quebrar esos lazos de amistad, y yo por supuesto no estoy dispuesto a aceptar.

La frase dice franjas con franjas, y efectivamente esas personas solo podrán relacionarse con ellos mismos, no dejarán que un parásito (una mancha) entre a su círculo social, nunca tendrán la confianza hacia las manchas como la confianza hacia las franjas y en base a esto me doy cuenta de la mente tan cerrada que tienen esas personas. Pero vuelvo a lo mismo, el sentimiento de traición me lo llevo, pero la experiencia y crecimiento personal es invaluable para el futuro cuando por fin pueda tener una pareja. Por ahora estoy agradecido de que todo esto haya pasado en el último semestre de mi carrera, y así poder evitar a esas dos personas puesto que en estos momentos no soy capaz ni de mirarlos a los ojos.

Saludos y que tengan un mejor día que yo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: